TOPONIMIA MIRANDINA

toponimia-1-728Aníbal   Laydera   Villalobos

Para los efectos de un exacto conocimiento de la TOPONIMIA, es menester una explicación real y efectiva sobre su significado y derivación en las áreas de su competencia, en especial para las personas que tengan interés en la trascendencia de dicha materia: TOPONIMIA, es  un “fonema” compuesto de los vocablos: TOPO, que revela “lugar” y NIMIA O NOMO, que significa “nombre”, es decir: NOMBRE DE LUGAR O DE SITIO,  para los indiferentes, carente de valor a simple vista, pero en su despliegue científico abarca para los entendidos en su alcance más profundo una suma de valores que ameritan un estudio detenido y riguroso, pocas veces amplificado en los indiscutibles y necesarios vínculos con otras áreas asociadas a su competencia: economía, geografía, historia, sociología, antropología, religión, medicina y cultura (hay autores que simplifican con etno-geografía, etno-historia, etc.), asuntos que demuestro en posditivo con ejemplos claros y vivenciales ( factores de tribus existentes ), y debo advertir, que me concreto a lugares de nombres aborígenes, excluyo a los pueblos y otros elementos vinculantes de relación hispánica, y para crédito de admiración a  los  estudiosos de esta disciplina, cito  una apreciación de justa identificación del asunto: “ …es una ciencia histórica y CARBONERA para la historia; pero una historia relacionada estrechamente con el medio geográfico y con la lengua”, al efecto  entrego sitios de Altos de estado Miranda: Peña Redonda, El Recodo, Los Pozotes, Quebrada Seca, Laguneta, Río Arriba, Los Barriales de la antigua casa  LA BARATARIA, de los Otero), Loma del Medio, Los Mamones, El Taparo, El Manadero de San Diego, en planada de Las Comadres, Bucaral de El Prado, Joroma, El Paraparo de Julián Infante, Quiripití, El Zanjón, El Arbolito, Quipare o Bajaón, etc.

Al curioso o interesado en una breve explicación, les adelanto:  los nombres que menciono, son pocos de cientos y más que pienso de títulos muy original de nuestras tribus mirandina, sectores de Municipios Guaicaipuro, Carrizal, San Antonio, y que en trabajos de investigadores abundan de manera escueta, es decir, ajenos a localización, y que por esta simple razón, pierden categoría  geohistórica.

Pero es de capital importancia en lo que algunos autores llaman ETNOHISTORIA Y ETNOGEOGRAFÍA, un estudio más decidido de la TOPONIMIA, para rescatar plenamente nuestra identidad, y regresar a las hazañas de ETNIAS CARIBE Y ARAWACO, aun en espera de una real historia de sus nomadismos y asentamientos permanentes.

Banner/cityhoriz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Deportes

Impacto Periódico © 2015 Frontier Theme